Festival Musical-Información General

Festival Musical de Santo Domingo

La idea de crear un festival internacional dedicado a la música clásica en República Dominicana surge de la chispeante mente del director de orquesta y pianista francés, Philippe Entremont, quien tras realizar un exitoso concierto en nuestro Teatro Nacional, en el año 1995, propuso esta idea a la Presidente de Sinfonía. Doña Margarita Copello de Rodríguez, quien la recibió con entusiasmo y en seguida pasó a consultar con su esposo Don Pedro, fundador de Sinfonía, y con el cuerpo directivo.

La tarea más inmediata fue asegurar el respaldo económico que permitiría invitar primeras figuras de la música así como integrar una gran orquesta, la Orquesta del Festival, con músicos de la Sinfónica Nacional y de otras reconocidas orquestas de Estados Unidos y Europa. Empresarios representantes de algunas de las más importantes corporaciones dominicanas fueron convocados por Sinfonía para la realización del Festival Musical de Santo Domingo, un evento de carácter bienal que “pondría a la República Dominicana en el mapa mundial de la Música”. Con el apoyo y orientación de ese grupo de empresarios que conformaron el Consejo Superior del Festival, la Fundación Sinfonía gestó el Primer Festival Musical de Santo Domingo, presentado del 12 al 21 de marzo de 1997 en el Teatro Nacional.

Las diez ediciones del FMSD, celebradas siempre en los meses de marzo de 1997, 1999, 2001, 2003, 2005, 2007, 2009, 2011, 2013 y 2015, alcanzaron éxito sin precedentes al conjugar la presentación de artistas de talla internacional, programaciones de gran variedad y buen gusto logrando la convocatoria más masiva jamás lograda en conciertos y presentaciones clásicas. El Maestro Philippe Entremont fue su Director Artístico desde el 1997 hasta el año 2009 y durante los últimos dos festivales el Maestro Ramón Tebar ha sido Director Musical.

En el mes de Mayo de 2017 se celebrará la undécima edición del festival y por primera vez con un dominicano, el Maestro José Antonio Molina, será el Director Musical del festival.

La joya de los festivales ha sido su orquesta, un masivo conjunto de cerca de 120 músicos. En el año 1999, nos prestigió la presencia de las cuerdas de la Orquesta de Cámara de Viena y en el 2005 le tocó el turno a la espléndida Orquesta de Cadaqués. De otras grandes orquestas europeas y estadounidenses hemos recibido músicos que se han integrado admirablemente con los locales. La Orquesta Sinfónica Nacional ha sido la mayor beneficiaria de estas celebraciones bienales.

El Festival Musical de Santo Domingo ha sido así una auténtica fiesta de la Música.